Valdés bajo fuego: La eficiencia de Colombi en casos de Personas Desaparecidas lo deja en evidencia

La desaparición de personas es un problema crítico que requiere una respuesta rápida y eficaz por parte de las autoridades.

En la provincia de Corrientes, las gestiones de los gobernadores Ricardo Colombi y Gustavo Valdés han mostrado diferencias significativas en cómo se manejaron estos casos. Este análisis compara sus respectivas gestiones, centrándose en la respuesta ante personas desaparecidas.

Caso Juanita Goitía: Gestión de Ricardo Colombi

En junio de 2014, durante el mandato de Ricardo Colombi, Corrientes fue sacudida por el secuestro de Juanita Goitía, la nieta de un empresario poderoso de la provincia. La niña fue secuestrada del jardín maternal al que asistía, y los captores demandaron un rescate de seis millones de pesos. La respuesta del gobierno de Colombi fue rápida y coordinada:

  1. Acción Inmediata: Colombi implementó un operativo cerrojo en las zonas fronterizas de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones para evitar la fuga de los secuestradores.
  2. Colaboración Interinstitucional: Se movilizaron fuerzas de Prefectura y la Policía Federal, además de la policía local, bajo la coordinación del ministro de Seguridad Pedro Braillard Poccard y el juez federal Carlos Soto Dávila.
  3. Difusión Rápida de Información: Se emitió un identikit de la secuestradora y se viralizó la imagen de la niña a través de redes sociales, lo que facilitó su reconocimiento y posterior liberación.
  4. Resultados Eficientes: La niña fue encontrada ilesa seis horas después del secuestro, abandonada por los captores debido a la intensa presión policial y mediática.

La gestión de Colombi mostró una alta capacidad de respuesta y coordinación entre diferentes cuerpos de seguridad, lo que resultó en la rápida resolución del caso y la seguridad de la víctima.

Gestión de Gustavo Valdés

En contraste, la gestión de Gustavo Valdés ha sido criticada por su aparente lentitud y falta de transparencia en la respuesta a casos de personas desaparecidas. Un ejemplo reciente es la desaparición de una persona que generó una serie de críticas por la supuesta inacción del gobernador:

  1. Falta de Información: Ha habido quejas sobre la escasa difusión de información y falta de actualización sobre el progreso de las investigaciones.
  2. La falta del cierre de provincia y el control de todo movimiento al igual que la exhibición de la fotografía.
  3. Coordinación Deficiente: A diferencia del caso manejado por Colombi, no se ha visto la misma eficiencia en la movilización de fuerzas de seguridad ni en la coordinación entre diferentes agencias.
  4. Percepción Pública: La percepción de la gestión de Valdés es que no actúa con la rapidez y determinación necesarias en casos de desapariciones, lo que ha generado desconfianza y críticas por parte de la ciudadanía.
  5. Comparaciones Desfavorables: Críticos han comparado a Valdés con otros gobernadores, sugiriendo que su gestión carece de la misma eficacia en situaciones críticas como la desaparición de personas.

La comparación entre las gestiones de Ricardo Colombi y Gustavo Valdés en la respuesta a casos de personas desaparecidas muestra una clara diferencia en la eficacia y rapidez de acción.

Colombi demostró una capacidad notable para coordinar recursos y responder con celeridad, mientras que Valdés ha sido criticado por su lentitud y falta de transparencia. Estos contrastes reflejan no solo en la percepción pública de seguridad, sino también en la confianza que los ciudadanos depositan en sus autoridades para manejar situaciones de crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *