Milagro Sala: “Alguien tiene que observar cómo trabaja la justicia de la mano de Gerardo Morales”

La referente nacional de la Organización Barrial Tupac Amaru, Milagro Sala, dialogó con Pueblo por Radio Provincia desde su casa en Jujuy, donde cumple su arresto domiciliario que ya lleva 2000l días al haber sido imputada en varias causas judiciales.

Sostuvo que “pensábamos que la agonía iba a terminar con la retirada de Macri pero no, es un camino muy pesado”. Además, destacó que, así como ella, “hay cerca de cien compañeros imputados por otras causas y nadie sabe qué destino van a tener, y todo por una cuestión de lawfare y persecución porque nos usan como títeres para las elecciones”.

Recordó que cuando fue detenida, “me metieron de prepo en una celda, no me puedo defender, no puedo presentar testigos. Tuve que patalear para que pudiera entrar mi abogado, que estaba afuera”.

En ese marco, advirtió que “unos días antes, el abogado de Morales dijo que Milagro Sala tenía que cumplir su pena de 7 años y yo me pregunto 7 años por qué”.

“Creo que soy la persona que más violencia de género sufrió y no es sólo Milagro Sala, sino todo aquel que se atreve a decirle a Morales que su gobierno es nefasto y dictatorial”, aseveró la dirigente.

Sala también mencionó que “la Tupac nació en la década del 90 por los atropellos que ellos hicieron”. Por ese entonces “Jujuy era la provincia que ocupaba el primer lugar en desnutrición infantil. Yo era dirigente de ATE y creamos la organización barrial Tupac Amaru y nos hicimos cargo de todos los desocupados, que eran miles”.

“La Tupac nació en la década del 90, antes de la llegada de Néstor Kirchner. Recaudábamos fondos vendiendo empanadas, pizzas, comprábamos zapatillas para que los chicos vayan a la escuela. Lo que pasó en Jujuy fue demostrar que la construcción dejaba mucha plata y nosotros construimos centros de salud, escuelas, centros deportivos. Eso es lo que no nos perdonan”.

La dirigente social dijo que mientras en la gestión “construían 10 viviendas y decían que no les alcanzaba la plata y pedían más”, desde la Tupac demostraron que con menos se podía hacer mucho más.

“Nosotros hicimos lo que criticábamos, tampoco nos perdonan que comenzamos a destapar la olla sobre cómo unos pequeños grupos se enriquecían mientras miles de jujeños no tenían que comer, porque no nos conformábamos con planes”, aseveró.

“Nosotros formamos compañeros en la construcción, mujeres comenzaron a instalar gas, electricidad, plomería: eso generamos nosotros y es lo que no nos perdonan”, insistió la líder de la Tupac Amaru.

En tanto, recalcó que “entre Jujuy y Bolivia hay una base militar de Estados Unidos instalada” y pidió que se desarme “el laboratorio que hay en Jujuy”.

Aseguró que el operador de Macri, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, “se sentaba con los jueces y fiscales para ver a quiénes metían preso e imputaban, había escuchas telefónicas, persecuciones, amedrentaciones. La juntada en Olivos con Macri, todo eso lo están haciendo en Jujuy”.

“No vi que los medios que responden a la derecha hablaran de Macri y Bolivia con la fuerza con que me acusan a mi y a otros que le peleamos al neoliberalismo, por el bien vivir de los jujeños”, explicó.Por últ

imo, Sala pidió “una reforma judicial y que alguien le pare la mano a Morales, el atropello que hace contra Milagro Sala y todos los opositores, porque imputaron a medio mundo. Alguien tiene que venir a observar cómo trabaja la justicia de la mano de Morales”.