Hoy se realizó en la sede de la AJB Quilmes, una conferencia de prensa en donde se dio a conocer la denuncia contra el Juez Gastón Echeveste, titular del Juzgado de Familia N°3 de Florencio Varela, por violencia de género en el ámbito laboral contra trabajadoras de la dependencia.

La denuncia encabezada por el titular del gremio provincial, Hugo Russo; el Secretario Gremial, Oscar Yenni; y Ruth Sahonero, Secretaria de Género; y los dirigentes de la Departamental Quilmes Patricia Valenti, Secretaria Adjunta y Gustavo Gil Secretario Gremial, fue presentada ante la Subsecretaría de Control Disciplinario de la Corte, con el objetivo de que “se ponga en marcha una profunda investigación con perspectiva de género y se dicten las medidas de protección que correspondan”, para resguardar a las trabajadoras de dicha dependencia.

Según consta en la denuncia, el Juez Gastón Echeveste tiene un trato violento hacia las trabajadoras a su cargo, “las reprende públicamente a los gritos, utiliza expresiones humillantes y descalificadoras, les prohíbe desarrollar tareas para las que fueron designadas o les prohíbe el ingreso al inmueble en el que él tiene su sede, distribuye tareas de manera arbitraria y caprichosa utilizando el trabajo como castigo”.

Este accionar es sistemático, cotidiano y siempre dirigido a las mujeres: “Escuchar los gritos y ver gente que sale llorando del despacho del juez, oírlo gritar en un pasillo u otro espacio abierto, eran situaciones corrientes”, señala la denuncia de la AJB.

Asimismo, el Dr. Echeveste utilizaba expresiones verbales discriminatorias dirigidas a distintas trabajadoras del Juzgado. Por ejemplo, expresiones aberrantes como “cualquier perra puede ser mejor madre, o específicamente a una empleada embarazada que hizo uso de su licencia por maternidad, decía que “quiere jugar a la familia feliz, a la casita feliz”, que “es todo mentira, está en pantuflas en la casa”.

En tanto a otra integrante de la dependencia la hostigó para que volviera a trabajar luego de que su hijo recién nacido padeciera graves problemas de salud, con extensas internaciones. Otras trabajadoras fueron castigadas económicamente pasándoles inasistencias injustificadas cuando en realidad estaban de licencia.

Oscar Yenni, Secretario Gremial de la AJB manifestó que “las trabajadoras se acercaron al gremio porque en el Juzgado a cargo del Dr. Echeveste se vive un clima de angustia, frustración y temor. Hay una constante desvalorización del trabajo de las compañeras y un clima hostil que las enferma”.

La Secretaria Adjunta de la Departamental Quilmes, Patricia Valenti expreso “…además de la denuncia presentada en la Corte, estamos pidiendo una intervención rápida de las autoridades competentes tanto judiciales como políticas para que se decida el apartamiento preventivo del juez mientras se desarrolla el proceso. La AJB impulsará además el inicio de un Jury que culmine con la destitución del magistrado”.

Para finalizar, Hugo Russo, informó que “desde la AJB solicitamos a la Corte que inicie en forma urgente una investigación con perspectiva de género. Esta denuncia debe interpelar a las autoridades políticas para reveer el procedimiento de nombramiento de magistrados, es sumamente necesario que la voz de la comunidad y de los trabajadores se escuche al momento de las designaciones de quienes tienen la responsabilidad de impartir justicia. Es inadmisible que en el Poder Judicial haya jueces violentos y, en el caso que nos ocupa con el agravante que se trata de un Juez de Familia».