La Selección Argentina de Básquet para Sordos estuvo concentrando esta semana en el CeNARD y entrenando en Obras y Club Ciudad. Los Topos volvieron a reunirse después de casi un año, con vistas en las Sordolimpiadas, un 3×3 y los Panamericanos del año próximo.

Fue una semana larga, con algunos jugadores que venían inactivos. Pero el cuerpo técnico debió aprovecharla al máximo. Fueron entrenamientos de triple turno, con gimnasio incluido. Hubo 12 jugadores convocados, entre ellos Rodrigo Gerhardt que hizo su debut con sus compañeros. Juan Aude y Andrés Montero se perdieron algunos entrenamientos por lesión. La próxima concentración será en noviembre.

Ariel “Chalo” Britos, el entrenador, quedó muy contento: “Se adaptaron a la inactividad bastante bien, porque la mayoría ya volvió a entrenar en sus clubes” En cuanto al sistema de juego, cuenta cómo les fue: “yo sabía acorde a lo que tenía en la planificación que iba a ser muy complicado el método dado lo acotado de los tiempos. Pero, asimilaron todo lo que trato de entrenar con vistas a los torneos del año que viene. Estamos entrenando solamente un sistema defensivo. Es complejo y muy completo. Comenzamos a ordenar el ataque de lo que veníamos trabajando; En lo táctico trato de ahondar mas en los detalles. Hay muchos detalles que trato de adaptar e implementar”.

Sobre las expectativas por lo que viene analiza: “son siempre altas porque el equipo tiene un buen ranking mundial (6°) entonces debemos apuntar a lo más alto posible”.

Marcos Raffin uno de los jugadores con más experiencia en el plantel contó que está muy orgulloso de todos sus compañeros por el buen trabajo que hicieron. Según él fue una de las concentraciones que más disfrutó. Se hicieron duros los siete días, pero el trabajo valió la pena. El escolta santafesino tuvo un giro en su vida y así lo cuenta: “En lo personal, estoy mucho mejor físicamente. Antes trabajaba en una estación de servicio y no tenía tiempo para entrenar. Ahora me enfoqué más en el básquet y gimnasio. Estoy muy contento por eso”.

Fue la primera concentración en el año, para eso debieron moverse y trabajar duro. Adrián Reynoso, el Presidente de la Federación Argentina de Básquet Silencioso, se mostró muy contento: “Hace mucho tiempo que la selección no venía la CeNARD.  Hubo mucho trabajo, fue arduo. La relación fue muy buena con el lugar. Lo único, no había cancha para entrenar, entonces Obras y el Club Ciudad nos abrieron sus puertas”.

Sobre la situación institucional analiza: “La Federación Argentina de Básquet Silencioso tiene una comisión nueva. Llegaron en octubre de 2019. Empezaron a trabajar y vino el Covid. Igual se siguió trabajando en conjunto con el cuerpo técnico. Fuimos a Rio Cuarto antes de la pandemia, y luego a Villa Carlos Paz en diciembre del año pasado. Después se hizo muy difícil; De acá en adelante el trabajo se está pensando en los viajes del año que viene, Sordolimpiadas en Brasil, un torneo 3×3 en Grecia y los Panamericanos en Buenos Aires, estamos trabajando en equipo para llegar lo más alto posible”.

 Lista de convocados: Joaquín Reyna, Joaquín Faber, Benjamín Lombardo, Juan Aude, Marcos Raffin, Jeremías Pérez, Carlos Valdovinos, León de Bernardi, Andrés Montero, Nicolás Montero, Diego Galanti y Rodrigo Gerhardt.